Las aguas de la costa occidental de América del Sur son el escenario de una pesquería de alto perfil que atrae tanto a los pescadores costeros locales como a las flotas de aguas distantes: el calamar gigante.

El calamar gigante (Dosidicus gigas) es la especie de cefalópodo más abundante en el Océano Pacífico Suroriental, desde la costa norteamericana hasta el sur de Chile. Esta esquiva criatura alcanza hasta 3 metros de longitud y los 50 kilogramos de peso.

El monitoreo efectivo es vital para la gestión sostenible del calamar gigante La transparencia en torno a la información de los buques puede ayudar a impulsar políticas de pesca más informadas y equitativas, y también puede ayudar a identificar los riesgos de incumplimiento.

Global Fishing Watch aprovecha la tecnología para analizar la pesquería de calamar gigante en el Océano Pacífico sureste, con el objetivo de respaldar los esfuerzos de monitoreo, control y vigilancia y comprender mejor el comportamiento de las flotas.

La historia del calamar gigante

Pesca del calamar gigante en las aguas de del Pacífico sudeste

Nuestro análisis de la temporada de calamar de 2020 revela el verdadero alcance de la actividad pesquera en las aguas del Pacífico frente a América del Sur.

Datos clave sobre la temporada de calamar 2020

Temporada de calamar 2021

Siga los movimientos de la flota pesquera a distancia de calamar en 2021 con nuestros reportes de situación. Entre julio y noviembre publicaremos una serie de reportes que revisarán la distribución espacial y temporal de la flota, el esfuerzo pesquero, los encuentros entre buques, eventos a la deriva y las visitas a puerto, así como la identificación de una posible flota oscura.

30 de junio 2021
15 de julio 2021

La transparencia puede ayudar a crear una imagen global más precisa del esfuerzo de pesca aparente para respaldar la investigación científica sobre la salud y distribución de las poblaciones de calamar. Con el conocimiento adecuado, podemos asegurar una acción significativa en cada nivel de gestión, fomentando una cultura de cumplimiento que esperamos se convierta en la norma global. Con la información adecuada podemos acelerar la ciencia y ayudar a impulsar políticas más justas e inteligentes que protejan las pesquerías y aquellos cuyo sustento depende de ellas.

Ir arriba