Las aguas de la costa occidental de América del Sur son el escenario de una pesquería de alto perfil que atrae tanto a los pescadores costeros locales como a las flotas de aguas distantes: el calamar gigante.

El calamar gigante (Dosidicus gigas) es la especie de cefalópodo más abundante en el Océano Pacífico Suroriental, desde la costa norteamericana hasta el sur de Chile. Esta esquiva criatura alcanza hasta 3 metros de longitud y los 50 kilogramos de peso.

El monitoreo efectivo es vital para la gestión sostenible del calamar gigante La transparencia en torno a la información de los buques puede ayudar a impulsar políticas de pesca más informadas y equitativas, y también puede ayudar a identificar los riesgos de incumplimiento.

Global Fishing Watch aprovecha la tecnología para analizar la pesquería de calamar gigante en el Océano Pacífico sureste, con el objetivo de respaldar los esfuerzos de monitoreo, control y vigilancia y comprender mejor el comportamiento de las flotas.

La historia del calamar gigante

Pesca del calamar gigante en las aguas de del Pacífico sudeste

Nuestro análisis de la temporada de calamar de 2020 revela el verdadero alcance de la actividad pesquera en las aguas del Pacífico frente a América del Sur.

Datos clave sobre la temporada de calamar 2020

Temporada de calamar 2021

Siga los movimientos de la flota pesquera a distancia de calamar en 2021 con nuestros reportes de situación. Entre julio y noviembre publicaremos una serie de reportes que revisarán la distribución espacial y temporal de la flota, el esfuerzo pesquero, los encuentros entre buques, eventos a la deriva y las visitas a puerto, así como la identificación de una posible flota oscura.

30 de junio 2021
15 de julio 2021
31 de julio 2021
31 de agosto 2021
30 de septiembre 2021

La transparencia ayuda a crear una imagen global más precisa del esfuerzo de pesca aparente para respaldar la investigación científica sobre la salud y distribución de las poblaciones. Con la información adecuada, podemos acelerar la ciencia y ayudar a impulsar políticas más justas e inteligentes que protejan las pesquerías y aquellos cuyos medios de vida dependen de ellas.

Preguntas frecuentes

Encuentre las respuestas a preguntas comunes sobre la captura del calamar, el alcance y principales hallazgos de nuestros informes, la manera en que obtenemos la información y llegamos a nuestras conclusiones.

El algoritmo de Global Fishing Watch detecta la actividad pesquera aparente; sin embargo, no determina si la actividad es legal o ilegal. Cuando nos encontramos con un riesgo de incumplimiento de las regulaciones, llevamos esta información a las autoridades gubernamentales pertinentes y los organismos regionales de pesca para una mayor investigación.

Por ejemplo, nuestro algoritmo podría indicar que existe una aparente actividad de pesca dentro de un área determinada donde la pesca está prohibida o se realiza con un tipo de arte específico que está restringido. Una vez que se envía esta información, le corresponde al gobierno con jurisdicción investigar la actividad y proceder a tomar las medidas adecuadas si está ocurriendo algo ilegal.

Nuestro análisis de captura de calamar de 2020 pudo detectar tres tipos de irregularidades:

  • Posiciones falsas del sistema de identificación automática (AIS).
  • Múltiples números de identificación para un solo barco.
  • Números de identificación compartidos en múltiples embarcaciones.
  • Panamá: Global Fishing Watch apoya a Panamá en el seguimiento de los buques de apoyo que operan en la SPRFMO y ayuda a identificar posibles actividades de pesca no autorizadas.
  • Ecuador: Global Fishing Watch apoya a Ecuador en el monitoreo de la actividad de la flota de calamar que tiene lugar fuera de las aguas ecuatorianas y ayuda a identificar posibles actividades de pesca no autorizadas que ocurran en sus aguas nacionales.
  • Perú: Global Fishing Watch apoya a Perú en el monitoreo de la actividad de la flota de calamares frente a las aguas peruanas y ayuda a identificar posibles actividades de pesca no autorizadas que ocurran en sus aguas nacionales.
  • Chile: Global Fishing Watch apoya a Chile en el monitoreo de la actividad de la flota de calamares frente a las aguas chilenas y ayuda a identificar posibles actividades de pesca no autorizadas que ocurren en sus aguas nacionales.

Según los análisis realizados, existe una discrepancia entre lo que estamos viendo y lo que figura en la lista de embarcaciones autorizadas de la SPRFMO. Si bien estas diferencias indican un riesgo potencial de actividad pesquera no declarada a la SPRFMO, no estamos en condiciones de determinar si esto es el resultado del cronograma de informes del Estado del pabellón o si los barcos simplemente no informan al Estado del pabellón.

Los análisis de Global Fishing Watch buscan comprender la huella y el comportamiento de la flota de calamar del Pacífico sudeste, así como los riesgos potenciales de la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada. Las estimaciones sobre el volumen de calamar capturado no se incorporan en el análisis de pesca de calamar. La SPRFMO informa anualmente las estadísticas sobre la captura de calamar. Un informe de la SPRFMO muestra que la capacidad de pesca en alta mar por parte de buques de larga distancia ha aumentado rápidamente con el tiempo, pero las tasas de captura no han aumentado.

Los registros de la SPRFMO muestran un aumento muy rápido de la pesca de calamar gigante en aguas frente a América del Sur. Según la organización, la flota ha crecido de seis embarcaciones en 1990 a 528 en 2019. Los miembros de la SPRFMO y las partes cooperantes o no contratantes reportaron 522 embarcaciones de calamar que estaban activas dentro del Área de la Convención en 2020, más del 10% (82) de las embarcaciones identificadas como activas por AIS no coincidieron con esta lista; destacando el riesgo potencial de que la captura de estos barcos no sea declarada.

La temporada 2021 muestra una distribución temporal y espacial de la flota diferente en comparación con 2020. Durante junio y julio de 2021, la flota operó más hacia el oeste que donde estaba durante el mismo período en 2020. Además, de agosto a septiembre la flota fue mayoritariamente situada a una distancia promedio de 150 millas náuticas frente a Galápagos y Ecuador, mientras que en 2020 la flota estaba cerca del límite de las zonas económicas exclusivas.

Una de las discrepancias más importantes que vimos fue entre los buques pesqueros y de transporte que operan en AIS y lo que los Estados del pabellón informaron como «embarcaciones activas». Las diferencias en los números indican un posible riesgo de pesca no declarada, algo que la SPRFMO ha definido como actividad ilegal, no declarada y no reglamentada. Esperamos que los miembros de la SPRFMO utilicen los datos del AIS para validar lo que les informan sus buques y tomar medidas para identificar cualquier actividad no declarada.

Asegurar que todos los barcos en operación estén autorizados y reportando sus capturas, y que los transbordos estén en línea con las medidas de manejo de conservación de la SPRFMO. Esto también ayudará a alinear el verdadero esfuerzo de pesca con las mejores evaluaciones de población disponibles. Recomendamos que los Estados costeros de la región, siguiendo el mandato de SPRFMO, tengan una presencia de vigilancia y realicen abordajes en alta mar.

Continuamos monitoreando esta área, que permanecerá cerrada hasta noviembre, para comprender el comportamiento de la flota. Históricamente hablando, durante el período, AIS indica que solo un año (2018) tuvo alguna pesca significativa dentro de esta área antes de que se produjera la veda.

Ir arriba