Incremento agresivo de pesca ilegal queda al descubierto en aguas norcoreanas

Incremento agresivo de pesca ilegal queda al descubierto en aguas norcoreanas

Por | 2020-07-22T14:08:50-04:00 22 Jul, 2020|pescailegal|

Un innovador estudio pone al descubierto a cientos de buques chinos que pescan en una de las regiones oceánicas más disputadas del mundo, lo que contraviene las sanciones de las Naciones Unidas y promueve la sobrepesca.

Washington D.C – En un nuevo estudio publicado hoy en la revista, Science Advances revela la pesca ilegal desplegada por flotas oscuras (buques que no transmiten públicamente su ubicación o no aparecen en los sistemas públicos de vigilancia) que operan en las aguas entre las dos Coreas, Japón y Rusia, las cuales forman parte de las  áreas marítimas más disputadas y menos vigiladas del mundo.

En el estudio Iluminando las flotas oscuras de pesca en Corea del Norte [Illuminating Dark Fishing Fleets in North Korea] se identificó que más de 900 buques chinos en 2017, y 700 en 2018, infringieron las sanciones de las Naciones Unidas al pescar en aguas norcoreanas. Los buques chinos probablemente pescaron casi tanto calamar volador japonés (Todarodes pacificus) como los de Japón y Corea del Sur combinados, más de 160.000 toneladas métricas equivalentes a más de $440 millones de dólares entre 2017 y 2018.  

«La escala de la flota involucrada en esta pesca ilegal representa alrededor de un tercio del total de la flota pesquera de aguas distantes de China. Se trata del mayor caso conocido de pesca ilegal perpetrado por buques originarios de un país con operaciones en aguas de otro país”, afirmó Jaeyoon Park, científico de datos en Global Fishing Watch y coautor del estudio. “Sintetizando datos de múltiples sensores satelitales, hemos creado una imagen confiable y sin precedentes de la actividad pesquera en una región que es conocida por su falta de transparencia”.

Tras los ensayos con misiles balísticos por parte de Corea del Norte, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptó resoluciones en el 2017 para sancionar al país; algunas de estas resoluciones prohibían las operaciones pesqueras practicadas por embarcaciones extranjeras.

Los buques detectados provienen de China y se cree que pertenecen y son operados por intereses chinos. Sin embargo, debido a que frecuentemente no llevan la documentación adecuada, probablemente corresponden a buques que operan sin autorización oficial de China, sin matrícula, sin bandera y sin licencia.

El efecto devastador en los pescadores norcoreanos de pequeña escala

El estudio también reveló que alrededor de 3000 embarcaciones norcoreanos pescaron ilegalmente en aguas rusas en 2018.

“Es posible que la competencia de los buques pesqueros de arrastre industrial chinos esté desplazando a los pescadores norcoreanos, empujandolos a aguas colindantes rusas”, indicó Jungsam Lee, del Instituto Marítimo de Corea y coautor del estudio.“Las embarcaciones de madera más pequeñas de los norcoreanos no están equipadas de manera adecuada para este viaje de larga distancia».

Cientos de embarcaciones norcoreanas han sido arrastradas a la orilla en las costas japonesas y rusas en los últimos años. Estos incidentes frecuentemente implican inanición y muerte. Por esto, a muchas aldeas pesqueras de la costa oriental de Corea del Norte actualmente se les llama “aldeas de viudas”.

Katherine Seto, profesora adjunta de estudios medioambientales en la Universidad de California, Santa Cruz y coautora, mencionó: “las consecuencias de este esfuerzo para los pescadores norcoreanos de pequeña escala son profundas y representan un problema de derechos humanos preocupante y posiblemente cada vez mayor”.

Buques irregulares saquean calamares a medida que disminuye la captura

En el estudio se señala que los buques no identificados plantean un enorme desafío para la gestión de las poblaciones de calamares, con capturas declaradas que cayeron entre 80% y 82% en aguas surcoreanas y japonesas respectivamente desde 2003. Según su valor de producción, el calamar volador japonés es el principal producto alimentario marino de Corea del Sur, uno de los 5 principales mariscos consumidos en Japón y, hasta las últimas sanciones, era el tercer mayor producto de exportación de Corea del Norte.

El desacuerdo sobre los límites en las aguas entre las dos Coreas, Japón y Rusia ha impedido la gestión conjunta de la pesca y ha obstaculizado los esfuerzos nacionales debido a la falta de evaluaciones de recursos pesqueros apropiados.

Masanori Miyahara, presidente de la Agencia de Investigación y Educación de la Pesca de Japón, señaló: “la pesca ilegal en estas aguas es un problema muy serio en Japón, y la falta de datos compartidos y una gestión conjunta representan un gran desafío al considerar la importancia fundamental del calamar en la región. Debemos enfrentar este desafío usando la evidencia proporcionada por este estudio y por otros datos fidedignos aportados por la ciencia”.

Uso sin precedentes de tecnologías satelitales para detectar flotas oscuras

En este estudio se usaron cuatro tecnologías satelitales para arrojar luz sobre las flotas oscuras. Los sistemas de identificación automática (AIS, por sus siglas en inglés), que son sistemas para prevenir colisiones y transmiten constantemente la ubicación del buque en el mar, proporcionan información detallada del buque, pero solo una fracción de los buques los utilizan. En el estudio se agregaron imágenes de radar, capaces de identificar grandes buques de metal y atravesar nubes, imágenes nocturnas que detectan la presencia de buques que usan luces para atraer el recurso pesquero a la superficie o realizar operaciones de noche, e imágenes con alta resolución óptica que brindan la mejor “prueba” visual de la actividad y tipo de buque. Estas tecnologías nunca antes se han combinado para dar a conocer públicamente las actividades y capturas estimadas de flotas completas a esta escala.

David Kroodsma, Director de investigación de Global Fishing Watch y coautor, afirmó: “estos nuevos hallazgos son ahora posibles gracias a los avances en el aprendizaje automático y a la rápida y creciente cantidad de imágenes de alta resolución y alta frecuencia que no estaban disponibles hace un par de años. Hemos demostrado que podemos rastrear a los buques pesqueros industriales que no están transmitiendo sus ubicaciones. 

Un nuevo análisis podría respaldar la cooperación entre las dos Coreas

Las cumbres intercoreanas de 2018 subrayaron la necesidad de consolidar la paz a través de la cooperación en las aguas, crear un área de gestión conjunta de pesca y compromisos para abordar la pesca ilegal. Para lograr estas loables ambiciones se necesitará información objetiva en la que puedan confiar todas las partes.

“Desde hace tiempo la pesca global ha estado dominada por una cultura de confidencialidad y ocultamiento innecesarios. Obtener una visión completa de la actividad pesquera es un paso importante hacia una gestión pesquera verdaderamente sostenible y de cooperación. El monitoreo satelital es parte clave de la solución. Este análisis representa el comienzo de una nueva era en la gestión del océano y la transparencia”, señaló Quentin Hanich, profesor adjunto en el Centro Nacional de Seguridad y Recursos Oceánicos de Australia, Universidad de Wollongong y coautor.

El mismo estudio fue un ejemplo de cooperación internacional, con científicos de Japón, Corea del Sur, Australia y Estados Unidos que colaboraron para dar a conocer la actividad pesquera en la región.

Para obtener mayor información, contacte a:
Sarah Bladen, Directora de Comunicaciones y Divulgación

Global Fishing Watch

sarah@globalfishingwatch.org

Cel: +44 79 20333832


Nota a los editores:

  • Cita: Acceda aquí figuras e imágenes utilizadas en el estudio e imágenes relacionadas.
  • Reconocimientos: Los coautores de este estudio desean agradecer las contribuciones de los siguientes proveedores de información y tecnología; AIS: Spire, ORBCOMM; imágenes ópticas: Planet; SAR : Agencia Espacial Europea (AEE), Kongsberg Satellite Services (KSAT), y VIIRS: Grupo de Observación de la Tierra de la Administración Nacional de Asuntos Oceanográficos y Atmosféricos de los Estados Unidos (NOAA).

Global Fishing Watch (GFW) es una organización internacional sin fines de lucro comprometida con la promoción de la sostenibilidad de nuestros océanos a través de una mayor transparencia. Aprovechando la tecnología de punta, nuestra plataforma permite que cualquier persona vea o descargue información e investigue la actividad pesquera a nivel mundial en tiempo casi real y de manera gratuita. GFW fue fundada en 2015 a través de la colaboración entre Oceana, SkyTruth y Google. Nuestro trabajo ha sido posible gracias al apoyo y financiamiento de nuestros socios y a la tecnología e información de nuestros proveedores. www.globalfishingwatch.org 

Instituto Marítimo de Corea (KRI, por sus siglas en inglés) es un centro de pensamiento para el desarrollo de políticas nacionales relativas a asuntos marinos y de pesca en Corea. Por más de tres décadas desde su fundación en 1984, KMI se ha comprometido con la investigación para el desarrollo de las industrias pesquera, naviera y portuaria, convirtiéndose en un instituto de investigación especializado en los sectores naviero, portuario, marítimo y pesquero.

La Agencia de Investigación y Educación de la Pesca de Japón (FRA, por sus siglas en inglés) es una organización pública creada el 1 de abril de 2016 a través de la unión de la Agencia de Investigación de la Pesca (creada de 9 institutos de la Agencia de Pesca de Japón y los Ministerios de Agricultura, Bosques y Pesca desde 1949) y la Universidad Nacional de Pesca. El objetivo de FRA es potenciar al máximo los resultados de investigación y desarrollo (I&D) como única organización integral de I&D pesquera en Japón. FRA contribuye al restablecimiento de Japón como país pesquero potenciando al máximo los resultados en I&D.

SkyTruth: Miembro fundador de Global Fishing Watch, SkyTruth es una organización sin fines de lucro que utiliza imágenes satelitales, información geoespacial e inteligencia artificial para contribuir a que la atención se centre en problemas medioambientales a nivel mundial, con la convicción de que la transparencia lleva a una mayor participación pública, a mejores políticas y a resultados positivos para las personas y el medio ambiente. SkyTruth tiene oficinas en Shepherdstown, Virginia Occidental y Santa Fe, Nuevo México.

El Centro Nacional de Seguridad y Recursos Oceánicos de Australia (ANCORS, por sus siglas en inglés) en la Universidad de Wollongong es un centro académico de excelencia, reconocido a nivel mundial, para la gobernanza del océano y la seguridad de los recursos marinos. Reunimos equipos de abogados especializados, cientistas políticos y expertos en relaciones internacionales, geógrafos, biólogos marinos y científicos sociales para diseñar, innovar e integrar el derecho de los océanos, la gestión marítima y la política marina. Proporcionamos resultados de investigaciones del mundo real que ayuden a los encargados de la toma de decisiones y mejoren la calidad de la elaboración de políticas. Nuestra experiencia y capacidad nos permiten utilizar un enfoque multidisciplinario para problemas complejos y aportar una variedad de perspectivas especializadas al tema.

Planet es una empresa integrada aeroespacial y de análisis de datos que opera la mayor flota comercial de satélites de la historia y que reúne imágenes diarias de alta resolución de toda la masa continental de la Tierra. La misión que impulsa a Planet es reflejar toda la masa continental de la Tierra diariamente y hacer que los cambios a nivel mundial sean visibles, de fácil acceso y permitan la adopción de medidas. Fundada en 2010 por tres científicos de la NASA, Planet diseña, construye y opera más de 140 satélites y desarrolla programas informáticos en línea y herramientas que entregan información a los usuarios. Los encargados de la toma de decisiones en empresas, gobiernos y organizaciones pueden usar la información de Planet y el análisis impulsado por el aprendizaje automático para desarrollar nuevas tecnologías, aumentar los ingresos, impulsar la investigación y resolver los desafíos más difíciles que presenta nuestro mundo. www.planet.com y en Twitter en @planetlabs.

Ubicado en la Universidad de Duke, el Laboratorio de Ecología Geoespacial Marina (MGEL, por sus siglas en inglés) aplica tecnologías geoespaciales a temas de ecología marina, gestión de recursos y conservación del océano.  Con instalaciones en la Universidad de Duke tanto en el campus principal Durham como en el Laboratorio Marino en la Isla Pivers en Beaufort, Carolina del Norte, el laboratorio trabaja con estudiantes y miembros del cuerpo docente en distintos ámbitos que van desde la ciencia de campo a las políticas.

La Universidad de California, Santa Cruz, es una destacada universidad pública de investigación situada a 90 millas al sur de San Francisco con vistas a la Bahía de Monterrey. Con 16.000 estudiantes universitarios y 1.600 estudiantes de posgrado, la UC Santa Cruz se ha ganado una reputación nacional de investigación y becas que desafía el status quo.