El radar satelital y el aprendizaje automático revelan públicamente la actividad global de embarcaciones nunca antes vista

Washington, D.C. —Global Fishing Watch ha desarrollado y publicado públicamente el primer mapa global de flotas oscuras que no habían sido detectadas previamente, o embarcaciones que no transmiten su ubicación ni aparecen en los sistemas públicos de monitoreo.

Con tecnología de imágenes de radar satelital y aprendizaje automático, esta nueva capa del mapa se actualiza diariamente dentro de la aplicación principal de Global Fishing Watch. El portal está disponible de forma gratuita para cualquier persona en el mundo con una conexión a Internet, lo que ayuda a las autoridades, los investigadores y el público en general a monitorear la actividad de los barcos en todas las aguas costeras, identificar patrones de la flota oscura y desarrollar la comprensión necesaria para cuantificar las amenazas al océano. La nueva capa del mapa, presentada en el marco del Día Mundial de los Océanos, es fácil de usar y ayuda a crear un acceso equitativo a los datos relacionados con el mar

La falta de información sobre cómo y dónde pescan los barcos ha nublado nuestra comprensión de la verdadera huella global de la actividad pesquera. Esto hace que un cambio significativo sea difícil de conseguir. Para ver estos impactos, la tecnología de radar satelital, conocida como radar de apertura sintética (SAR, por sus siglas en inglés), funciona de día y de noche en todo tipo de clima y puede generar imágenes a pesar de la nubosidad o los sistemas de tormentas, lo que resulta en capacidades de detección significativamente avanzadas en comparación con otros sistemas satelitales operados con sensores.

“Es sorprendente lo poco que sabemos hasta ahora sobre la verdadera escala de la actividad humana en el agua”, dijo David Kroodsma, director de investigación e innovación de Global Fishing Watch. “Si uno combina embarcaciones que apagan intencionalmente su señal con la cantidad significativa de buques que no dan a conocer su ubicación en los sistemas públicos, termina con lagunas en los datos, el monitoreo y la rendición de cuentas. Estamos utilizando imágenes de radar satelital para reducir esa brecha de información y poner nuestros hallazgos al alcance de quienes desean garantizar que nuestro océano se gestione de manera equitativa y sostenible”.  

La nueva capa de mapa global se basa en el procesamiento y análisis masivo de datos y utiliza el aprendizaje automático para procesar petabytes, o millones de gigabytes, de imágenes de radar tomadas por los satélites Sentinel-1 de la Agencia Espacial Europea. Mediante el análisis de todo el archivo de imágenes de radar Sentinel-1, Global Fishing Watch ha realizado 20 millones de detecciones de embarcaciones en alta mar (de más de 10 metros de eslora), y ha comparado estas detecciones con 100.000 millones de puntos GPS de buques que transmiten su posición en el sistema de identificación automática (AIS). Esta comparación permite diferenciar a los barcos que transmiten su posición de aquellos que permanecen oscuros en los sistemas de monitoreo público, lo que da como resultado vistas más completas de los movimientos de los buques en el océano global. Esta información puede ayudar a las autoridades a identificar áreas con actividad sospechosa e identificar patrones de embarcaciones sospechosas de actividad ilegal o presiones pesqueras previamente no cuantificadas.

Global Fishing Watch utilizó un radar satelital e imágenes ópticas para revelar alrededor de 900 embarcaciones de origen chino que pescaban ilegalmente en aguas de Corea del Norte en violación de las sanciones de las Naciones Unidas; el caso más grande conocido de pesca ilegal por parte de una flota industrial que opera en aguas de otra nación. Desde entonces, Global Fishing Watch ha mejorado y ampliado su uso de radares satelitales para estudiar la actividad pesquera nunca antes vista cerca de áreas marinas protegidas en el mar Mediterráneo y puntos críticos de actividad previamente oculta en aguas costeras de África. Este método emergente de «observar» los barcos está revelando que el océano está mucho más ocupado de lo que muestran los sistemas de monitoreo convencionales. 

“Si bien a menudo hay razones legítimas para no transmitir la ubicación de un barco (no todos los gobiernos lo exigen), los operadores ilegales a menudo apagan sus señales para ocultar su actividad”, agregó Kroodsma. “El uso de radar satelital para detectar y mapear actividades previamente ocultas y potencialmente ilegales o dañinas ha abierto un nuevo ámbito de posibilidades para la detección remota y la batalla de las grandes tecnologías por el medio ambiente”. 

Ampliando el potencial de la tecnología de radar satelital, Global Fishing Watch se asoció con la Unidad de Innovación de Defensa en julio de 2021 para organizar la competencia xView3. El desafío invitó a desarrolladores de aprendizaje automático de todo el mundo a crear y enviar algoritmos informáticos para ayudar a detectar embarcaciones oscuras, atrayendo a 1.900 competidores de 67 países. Global Fishing Watch está utilizando las propuestas ganadoras, anunciadas a principios de este año, para refinar y avanzar en los métodos de detección de embarcaciones oscuras a escala global, y espera poder arrojar luz sobre muchas actividades humanas en el océano en un futuro cercano.

«Al ver y caracterizar la actividad de estas flotas oscuras expansivas, podemos comenzar a comprender y cuantificar mejor no solo la pesca ilegal, sino también una gran cantidad de actividad humana que está afectando nuestro entorno marino», dijo Paul Woods, director de innovación de Global Fishing Watch. “Vivimos tiempos emocionantes cuando se tenemos datos abiertos y accesibles que cualquiera puede usar de forma gratuita para comprender y defender las áreas marinas frágiles que más importan”.

Ir arriba