Chile muestra liderazgo mundial en la transparencia pesquera

Chile muestra liderazgo mundial en la transparencia pesquera

Por | 2020-03-03T04:14:35-05:00 03 Mar, 2020|translation, transparencia|

Una vez más, Chile muestra su compromiso con la protección de los océanos. Al colocar los datos de seguimiento de sus embarcaciones pesqueras en la plataforma pública del Global Fishing Watch, Chile contribuirá con el establecimiento de pesquerías más transparentes y sostenibles.

El informe de las Naciones Unidas de mayo de 2019, que advierte sobre las alarmantes tasas de extinción de vida marina nunca antes vistas, es sin duda una llamada de advertencia para el planeta. La evaluación más grande jamás antes realizada de flora y fauna estima que el 66 % del ambiente marino ha sido alterado significativamente por las acciones antropogénicas, donde cerca del 33 % de los corales que forman arrecifes y más de un tercio de todos los mamíferos marinos se encuentran amenazados. 

A esto se le suma la reciente revelación de que se ha detectado plástico en los abismos más profundos de los océanos, y las graves evaluaciones sobre los impactos del cambio climático que se esperan en el Informe especial sobre los océanos y la criósfera en un clima cambiante del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). Es así que nunca ha estado tan claro: los océanos del mundo están en grave peligro, y las naciones en cada rincón del planeta deben mostrar un sólido liderazgo para protegerlos con suma urgencia. Chile es una de esas naciones. 

El gobierno chileno ha creado áreas marinas protegidas que cubren casi 1,5 millones de km2, es decir el 40 % de las aguas de Chile, convirtiéndolo en uno de los pocos países que ha superado su objetivo del 30 % de protección de los océanos recomendado por los científicos, como un medio para fortalecer la salud de los océanos ante múltiples amenazas. Chile es uno de los once países de Latinoamérica y el Caribe que ha creado una red para combatir la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR), que amenaza la seguridad alimentaria de millones de personas. Como una de las partes fundadoras y signatarias del Acuerdo sobre Medidas del Estado Rector del Puerto (PSMA) de la ONU para combatir la pesca ilegal, Chile ha organizado el Taller PSMA 2019, que tiene como objetivo garantizar la aplicación efectiva del Acuerdo. El gobierno chileno también continúa impulsando una Hoja de Ruta de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) para combatir la pesca INDNR con el fin de promover nuevas acciones para abordar esta amenaza crítica para nuestro océano global.

Ahora, ha dado un paso más para reafirmar su compromiso de proteger y restaurar la salud de los océanos. El país de la estrella solitaria se ha convertido en uno de los pocos, pero creciente número de países en todo el mundo que ha hecho públicos los datos de seguimiento de sus embarcaciones pesqueras, luego de la legislación aprobada el año pasado. A partir de hoy, dichos datos están publicados en el mapa del Global Fishing Watch (GFW), el cual monitorea los movimientos de las embarcaciones pesqueras comerciales en tiempo casi real.

Deslice la barra hacia la derecha para ver sólo la actividad pesquera de los datos del Sistema de Identificación Automática (AIS) (en azul) alrededor de Chile y el sur de Sudamérica. Deslice la barra hacia la izquierda para revelar la actividad pesquera de los datos del Sistema de Monitoreo de Embarcaciones (VMS) de Chile (en rosa) superpuestos con datos AIS. Juntos crean una imagen más completa de la actividad pesquera en la región. Las líneas en el mapa representan los límites de las Zonas Económicas Exclusivas (ZEEs) y Áreas Marinas Protegidas (AMPs)

Al publicar sus datos de seguimiento de embarcaciones en la plataforma en línea, la flota pesquera de Chile, que comprende más de 800 embarcaciones pesqueras artesanales e industriales, será visible para cualquier persona que acceda al mapa público de GFW, incluyendo gobiernos, administradores pesqueros, comunidades locales y organizaciones sin fines de lucro. El organismo regulador de pesca y acuicultura del gobierno chileno, SERNAPESCA, también está utilizando nuestro mapa para visualizar y monitorear las posiciones de las embarcaciones de su flota, incluyendo más de 900 barcos involucrados en la acuicultura.

El intercambio público de los datos de seguimiento de embarcaciones le brinda una gran ventaja a Chile, que tiene una Zona Económica Exclusiva (ZEE) especialmente difícil de monitorear. Este intercambio público ayudará a mejorar las actividades de vigilancia en las extensas áreas marinas protegidas de Chile, tales como es el caso del Parque Marino Motu Motiro Hiva, también llamado Salas y Gómez, Rapa Nui, más conocida como la Isla de Pascua, el Archipiélago Juan Fernández y el Parque Marino Nazca-Desventuradas. Asimismo, las embarcaciones no autorizadas, y aquellas con un historial de incumplimiento, ahora pueden ser más fácilmente identificadas y priorizadas para ser sometidas a una inspección, mientras que las embarcaciones que apaguen sus dispositivos de monitoreo pueden ser responsabilizadas por dichos actos una vez que lleguen a puerto.

Esto es sin duda producto de la estrecha colaboración de Chile con la ONG de conservación Oceana, uno de los fundadores del Global Fishing Watch, para desarrollar medidas de gestión más sólidas e incrementar la transparencia en la pesca comercial. Es un poderoso ejemplo de cómo los gobiernos pueden trabajar cada vez más con la sociedad civil y el sector privado para mejorar la sostenibilidad en todas las actividades que se lleven a cabo.

Lograr pesquerías sostenibles y bien gestionadas es de vital importancia para Chile. El país depende en gran medida de la pesca y de un entorno marino saludable para el crecimiento económico y los medios de vida locales. Con más de 4000 km (2500 millas) de costa y algunos de los caladeros más ricos del mundo frente a sus costas, Chile se ubica a nivel global como la octava nación pesquera más grande, representando el 4 % del total de la producción mundial. Las pesquerías son la base de 130 000 empleos directos que generan más de $6 mil millones en ingresos por exportaciones.

Sin embargo, los desembarques pesqueros reportados en Chile han disminuido considerablemente en los últimos 25 años, con muchas de sus pesquerías totalmente explotadas. Además, el calentamiento y la acidificación de las aguas provocados por el cambio climático podrían tener impactos significativos en la productividad pesquera. 

Asegurar que las operaciones de pesca en aguas chilenas cumplan con las regulaciones y se realicen de manera sostenible, se basa en un monitoreo rentable y eficiente. Hacer cumplir las áreas marinas protegidas que ha creado Chile, cada vez más visto como una parte esencial del kit de herramientas de supervivencia para nuestro océano, también se basa en un sistema de vigilancia efectivo y asequible. La combinación de datos abiertos, el monitoreo tradicional y la tecnología emergente son clave para lograr la eficiencia y la rentabilidad.

Debido a las múltiples amenazas que sufren nuestros océanos, todos los países tienen la obligación de garantizar que la sobrepesca y la pesca ilegal no debiliten nuestra futura capacidad de resiliencia. Por tal motivo, el hacer público los datos de las embarcaciones chilenas es tan importante. En ese sentido, exhortamos a más países a hacer lo mismo. Es preciso actuar como un frente unido contra estas y todas las amenazas para lograr océanos completamente saludables. Aplaudimos el liderazgo de Chile y esperamos que continúen apoyando las políticas nacionales, regionales e internacionales, y fomenten la cooperación necesaria para ayudar a lograr este crucial objetivo.

 1. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.